El Baile Freestyle

El baile freestyle es una manera de vivir la música y la danza urbana que trasciende el montaje coreográfico y académico. Y permite a los bailarines crear sus propios movimientos según su ingenio y dominio de la técnica. 

Trae consigo una poderosa energía que nos brinda una libertad increible al momento de bailar. Especialmente cuando conocemos los distintos estilos del street dance. Porque podemos pasear por varios de ellos simultáneamente sin ninguna restricción. 

En el Freestyle, no se necesita estructurar los movimientos. De modo que no existe una forma correcta o incorrecta de hacerlo. Sin embargo, nosotros recomendamos aprender los estilos básicos para que esos movimientos que realicemos se hagan con destreza y armonía sobre la marcha. Especialmente tenemos interés en hacer del baile una carrera profesional. 

Para empezar a trabajar el único requerimiento indispensable es tener habilidades para escuchar el ritmo y poder entrar en los tiempos adecuados. Se puede arrancar por un bamboleo sencillo que te ayude a marcar los tiempos con el cuerpo. Y luego aumentar la intensidad añadiendo movimientos, por ejemplo. 

Lo más importante es que te diviertas y puedas expresarte haciendo algo que te hace feliz. No hay nadie que pueda impedirte sentir la música en tu cuerpo y moverte desde la punta de tus dedos de los pies, hasta la punta de tu cabello.

Así que manos a la obra si aún no lo has intentado. Porque si algo te regala el Freestyle es: ¡un montón de felicidad!

El baile freestyle consiste en la improvisación de movimientos del street dance.

¿De dónde salió el baile freestyle?

Conocido como baile freestyle o street dancing, es una manera de bailar inspirada en la improvisación. Se popularizó en la década de los 70 cuando los bailarines urbanos tomaban las pistas de los clubes y las fiestas callejeras para moverse libremente al ritmo de la música.

Recordemos que esta es una época muy importante para la escena artística. Porque empiezan a emerger una gran cantidad de propuestas musicales. Se empieza a conocer globalmente lo que sucede en la intimidad de las comunidades jóvenes del mundo.  Y salen a la luz los principales estilos de la danza urbana que ahora son estandarte de la cultura urbana pero que en ese momento apenas se gestaban. Podemos nombrar algunos como el popping, el locking, el krumping, el breaking y otros. 

Para las comunidades negras de los guettos, la cultura hip hop se basaba precisamente en vivir la movida callejera. Era la forma de comer, de hablar, de vestir, de cantar, de pensar y de relacionarse con las artes y la creatividad desde una identidad propia. Por lo tanto bailar hip hop era exactamente la capacidad de integrar todos los estilos urbanos en una suerte de freestyle que iba armónicamente sincronizada con la música. Espontánea, fresca y supremamente divertida que te daba la posibilidad de descubrir nuevas maneras de hacerlo. 

Tips para entrarle al freestyle

Aunque cada quien lo hace como mejor le parece, ya te hemos dicho que mientras más domines las técnicas básicas del street dance, mejor te va a ir en la pista. Es por eso que nuestros profesores te dejan aquí algunos truquitos básicos. Que puedes poner en práctica cuando decidas divertirte al máximo probando la movida freestyle.

Suéltate con el baile freestyle

Es súper común que te quedes en blanco las primeras veces que lo intentes. Pero no te preocupes porque lo ideal es que practiques en casa primero. Lo principal es escoger una música que te guste y con la que conectes emocionalmente. Luego ¡relaja la pelvis! y déjate llevar por lo que te va diciendo la pequeña vocecita de tu interior. Recuerda que cada quien lo hace a su modo y que es improvisado. Es decir, nada es bueno o malo, no hay juicios de ningún tipo ni receta que debes seguir. Lo que sí es indispensable es que lo hagas con frecuencia para que vayas perdiendo el miedo. 

Levántate y hazlo. Muévete como quieras. Atreverte a bailar es el único requisito para que todo funcione. 

Toma en cuenta también,  que es una gran oportunidad para desarrollar tu creatividad y conocer mejor tu cuerpo. Así que puede ser una gran oportunidad para probar todo eso que te has imaginado pero que no te habías atrevido a hacer antes por que no encajaba en una rutina. 

Busca inspiración 

Con el tiempo, en la medida que vas avanzando descubrirás que incluso cuando no hay reglas hay algunos estilos de bailar freestyle. Que se inclinan hacia algunas de las formas tradicionales de baile urbano. Se basan en la música que es popular en su zona y la forma en que se baila. Por ejemplo, si en mi barrio la tendencia es a bailar breaking, entonces lo más probable es que incorpore movimientos del bboying en mi ronda freestyle. 

En este caso, la recomendación es ir identificando cuales son los estilos con los que eres más afín. Tomar uno o dos y dedicarle tiempo a practicar y pulir sus movimientos característicos con regularidad. 

Esto hará que tu improvisación sea cada vez más profesional y bonita. 

Toma clases de baile

Una cosa es que el baile freestyle se base en la improvisación y nadie te juzgue, y otra cosa es que no evoluciones jamás. 

Nadie se hace especialista en nada si no le dedica tiempo a aprender y prepararse para eso. Es por eso que para nuestros maestros, aprender técnicas nuevas es una tarea importante y permanente en el mundo de la danza. Mientras más te esfuerzas por aprender trucos nuevos, más armónica salen tus ejecuciones porque descubres nuevas maneras de contar tu historia. Y disminuyes los riesgos de padecer una lesión. 

Las clases de baile ampliarán tus habilidades y movimientos. Te ayudará a revisar las debilidades. Te ayudarán a conocer las formas de otros compañeros  y te darán ideas sobre cómo ampliar tu experiencia en el baile freestyle. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
· Street Dance Area ·
Hola ☻
¿En que podemos ayudarte?